Lunas de Maria

Pensamientos y desahogo personal. Catársis.

El lado solitario de la soledad…

137c35b1abb69d6197878e21e2e161f31Generalmente disfruto de la soledad, soy hija única, sé estar conmigo misma y al pasar los años he aprendido incluso a buscar tiempo aparte para mi… simplemente es algo que
necesito cada cierto tiempo. Hay muchas actividades que disfruto mucho conmigo misma, incluso soy de las personas que tranquilamente pueden ir al cine solas y disfrutar de una buena película y todo esto sin sentirse solas… Pero, últimamente he saboreado el lado solitario de mi soledad… por muy redundante que parezca me he sentido muy sola, a pesar de tener gente a mi alrededor y eso se siente horrible, no hay peor cosa para mi que sentirme sola en mi soledad, pareciera que no estoy contenta conmigo misma, como si no me llevara bien conmigo o quizás estoy aburrida de mi y necesito ver a otras personas. Casi que estoy a punto de decirme a mí misma “no sos tú, soy yo y creo que deberíamos ver a otras personas”. Por muy loco que parezca así me siento, así soy yo y quizás sea otra faceta de mi misma que no conocía y tengo que aceptar y mejorar a la vez… Quiero volver a disfrutar del paisaje con mi propia compañía y estar bien.

Anuncios

Tengo ganas de ti

Tengo ganas de ti… implica tantas cosas y a la vez puede ser tan poco. Tener ganas de ti es desear estar a tu lado, sentirte cerca y compartir momentos especiales… pero tener ganas de ti también puede referirse a tener ganas de cierta parte de ti… de ciertas fases y porciones especiales. Quizás sea egoísta, pero es lo que siento en este momento… quizás mañana, o incluso más tardecito cambie de parecer.

Decisiones

Todo en esta vida se trata de decisiones, ya sea conscientes o inconscientes. Desde decidir acostarse desnudos o con pijama, con la cara lavada o con maquillaje puesto, con los dientes sucios o lavados igual al día siguiente, decidimos levantarnos o quedarnos acostados… Todo gira a través de las decisiones que tomemos… Incluso no tomar una decisión es una decisión tomada. A veces me pregunto “¿por qué decidí dar la vuelta esa noche e ir a cenar en vez de esperar hacer el tráfico y llegar a casa?” No importa lo que diga, lo que pasó ya pasó y el hubiera no existe. Sólo queda seguir adelante, tomando decisiones y afrontando de la mejor manera posible las consecuencias de las decisiones tomadas anteriormente… 

Me enamoré de uno de mis “nuncas”

“Nunca saldría con un hombre casado, mucho menos me acostaría con él…” ¿Pues qué creen?… Una vez más se confirma el dicho “nunca digas nunca”. Se llegó el día en el que me enamoré de un hombre casado con hijos con aparentemente un hogar estable y él… Él se enamoró de mi.

Es un tema complejo… Y simple a la vez. Complejo porque siendo como soy, jamás me imaginé que estaría envuelta en una situación así y simple porque al final del día uno decide dar o no dar ese paso, así de simple. Pero qué pasa cuando las cosas van más allá de eso? Más allá de la simpleza de decidir si sí o no? Porque estamos hablando de que hay una fuerza química, hasta cósmica más fuerte que nuestra propia voluntad y credo (los científicos le llaman calentura, jaja! son bromas)…

Ok, digamos que si, es calentura con sentimientos… Y bueno, pasa lo que tiene qué pasar. ¿Y después qué? Después me di cuenta que él no tiene ninguna intención de dejar a su esposa, y quiero aclarar que por muy irónico, contradictorio y confuso que parezca, no es algo que yo desee, es más hasta me vi en el enfermo episodio de aconsejarle que le comprara flores a su esposa y le hiciera huevos… Ese fue en parte la vez que más fuerte sentí que tenía que terminar, fue triste, frustrante y si… “Fucked up shit” porque por muy egoísta que suene, no es justo para mi.

Duele mucho y confunde estar envuelta en una situación así, porque para mi él es perfecto, si bien está lleno de imperfecciones, para mi son perfectas porque hasta me gustan. Son cosas que quizás otras mujeres no toleran, pero a mi me encantan.
Le estoy dando tiempo al tiempo, aún lo amo… eso no quiere decir que anhele que su matrimonio no funcione, porque sé que se está esmerando (fuera de lo que pasó entre nosotros) porque las cosas caminen y funcionen, veo que es un hombre trabajador y presente con su familia, vela porque nunca les haga falta nada y sobre todo, los ama… todo esto me lleva a pensar en muchas cosas… el KARMA por ejemplo, pero eso lo dejo para otra entrada en donde quizás más adelante me explique.

Esta no es una carta de amor

Esta es solo una entrada para decirte que gracias por existir…

La perfección de lo imperfecto…

Nunca pensé sentirme de esta manera… quizás lo soñé e imaginé, pero jamás pensé que sería contigo. Contigo todo es perfectamente imperfecto, eso hace que todo sea perfecto. Tus imperfecciones cazan perfectamente con las mías. A tu lado el tiempo pareciera que pasa volando y a la vez se detiene. No importa que pase el tiempo porque estamos juntos, no importa que haya gente porque estamos sólos tú y yo y no importa que no haya gente porque no estamos solos, estamos tú y yo.

Nunca digas nunca

En los últimos 10 años de mi vida dentro de las muchas cosas que afortunadamente he aprendido es a que en definitiva no debemos decir “Yo nunca haría eso” o “¿Qué te pasa cómo crees yo jamás haría algo así?” me he decidido a que que en vez de utilizar “nunca” a la hora de definir algo que no haría por creencia, convicción o mente cerrada es decir “no sé si nunca lo haría” porque la vida pasa, la vida es bella, la vida te enseña, la vida es una bella desgracia que te hace sentir vivo y muerto a la vez, la vida es esa circunstancia que estamos pasando mientras respiramos y estamos sobre la faz de la tierra y que depende mucho de la actitud con la que la veamos y decidamos vivirla.

La vida… la vida te trajo a mi y me llevó a ti, nuestras vidas se cruzaron, nuestras vidas se encontraron, nuestras vidas se tocaron, se acariciaron, se enamoraron y decidieron dar ese paso que para mi era uno de mis nuncas.

Sea como sea, estás en mi vida y yo estoy en la tuya, varón perfectamente imperfecto que me enseña y me reta, que lejos de enojarme me alegra la existencia… que me confunde porque te amo y porque sé que me amas.

Te amo.

A cualquiera nos puede pasar

“Todos estamos expuesto a algo así, y a cualquiera nos puede pasar” es la frase que me ayudó a calmarme entre muchas otras palabras de aliento que he recibido en los últimos días.

Tuve un accidente automovilístico… un motorista se vino a estrellar conmigo mientras yo iba ingresando a un centro comercial. Y pensar de que yo sólo quería ir a comer a casa… estaba cansada del día, de comer en la calle, literalmente se me antojaban frijolitos de casa con panito y aceite de oliva.

Es increíble cómo la ley de causa y efecto se hace efectiva a cada instante de nuestras vidas, cualquier decisión que tomemos va tener una consecuencia, va a causar un efecto, no sólo en nosotros sino en cualquier otra persona o cualquier ser viviente que habite el planeta.

No pretendo contar cada detalle en esta entrada de lo que ocurrió, quizás más adelante lo haga. Lo que quiero decir es que a cualquiera nos pueden pasar cosas buenas o malas y que a pesar de los pesares, en todo, absolutamente en todo, sea bueno o malo, hay un aprendizaje.

Esta entrada la empecé pocos días después del accidente, seguramente estaba en shock y por eso no lo concluí. Hoy, dos meses después, les puedo decir que si bien es cierto aún estoy envuelta un proceso legal, que dicho sea de paso, es desgastante y frustrante y todo lo feo que termina con “ante”y a la vez aún tengo flashbacks de lo ocurrido… estoy bien.

Círculos vociosos

Es increíble la manera en que sin darnos cuenta terminamos acostumbrados a permanecer “cómodamente” en un círculo vicioso y lo difícil que puede llegar a ser salir de ellos una vez somos conscientes de que estamos metidos en uno… Yo llevo años tratando de salir de uno que involucra a mi familia porque a veces el miedo es más fuerte que la voluntad.

Espero poder vencer este miedo y salir de esto…

Ser…

Ser mía y de nadie más.